En falsa escuadra

Bienvenid@s!!! En este espacio van a encontrar algunas reflexiones, comentarios y demás cositas todas ellas vistas desde mi posición frente a la vida, solo expreso mi punto de vista.

Soy lo que soy... la mierda oficialista!!!

domingo, 22 de junio de 2014

Territorio

La 21 y la 12 están desiertas. Tres y cuarto de la mañana de un domingo de junio frío y ventoso. Enfrente el mar más rabioso que otros días. Camino por la 21 hasta encontrar un kiosko abierto, el viento se arremolina y silba furioso en la esquina de la 20. Ni un alma en Miramar. Solo yo camino esas calles tan pobladas en verano y ahora se abren de par en par para mí sola. Haciendo durar el pucho que encendí en la 18 llego hasta el casino que cerró hace un rato y algunos crupieres se desparraman por la vereda buscando cada uno su camino a casa.
La 21 no es peatonal como en verano, pero pareciera porque no se ve ni un auto estacionado. Solo me falta media cuadra, compro cigarros y vuelvo.
Por estas mismas calles abarrotadas de gente en los veranos, con sus veredas llenas de turistas quemados por el sol de la mañana solo hay algunas hojas que demuestran, además del frío reinante, que estamos en invierno y que las cosas que ocurren aquí parecieran desaparecer como por arte de mágia.
En esta ciudad en el año 2001 Natalia Melmann fue encontrada muerta en el vivero Florentino Ameguino y cada 4 de febrero su papá encabeza una marcha en reclamo de justicia. Como se trata de una ciudad turística con espectáculos casi a toda hora, cuando llega esta fecha la ciudad queda en silencio.
Desde las 21 horas se ven caminando por la calle 28 hasta la Av. 23 doblan a la izquierda hasta la Av. 12, vuelven a doblar a la izquierda hasta la 21, Peatonal 9 de Julio y por aquí transitan hasta el Anfiteatro “Lolita Torres” en la calle 24; lugar donde se realiza un acto. Son un par de cientos las almas que acompañan a la familia de la nena asesinada, con algunos cartelitos y velas. La gente que toma café en los bares mira, algunos aplauden, otros siguen ensimismados en sus charlas.
Cada febrero es igual desde hace 13 años pero desde 2012 los tres policias que fueron condendenados a la pena máxima gozan de salidas transitorias y se cruzan sonrientes con la familia de la nena aún desgarrada de dolor. Hay algunas pruebas que acreditan que hubo 2 personas más involucradas en el hecho pero nunca fueron imputadas.
Según la recreación del crímen Natalia salió a bailar, iba a encontrarse con un chico, pero al llegar al boliche él estaba con otra persona y ella se fue. Alguien se la marcó a "El Gallo" Fernández, un ex convicto con trato con la policía que fue el entregador, la subieron a un patrullero y la llevaron a una casa en el barrio Copacabana, algo así como un aguantadero liberado por la cana. Allí ocurrió lo peor: la violaron, la quemaron con cigarrillos, la golpearon y la ahorcaron con un cordón de su zapatilla. Fue encontrada cuatro días después oculta en el vivero.
Los suboficiales Oscar Echenique, Ricardo Suárez y Ricardo Anselmini fueron condenados por el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de Mar del Plata a reclusión perpetua más accesoria de reclusión por tiempo indeterminado por Privación Ilegal de la Libertad Agravada, Abuso Sexual Agravado, y Homicidio Triplemente Calificado por Ensañamiento, Alevosía y en Concurso de dos o más personas para asegurar el resultado, según consta en el expediente.
Gustao, su papá se presentó ante la justica platense para reclamar que se resuelva la apelación a las salidas transitorias pero la justicia aún no se expide.
"Ella quería ser obstetra, era muy solidaria. La recuerdo todos los días. En la almohada uno se hace una película de cómo pasó todo, cómo la siguieron, la capturaron y la mataron. Me dijeron que estaba irreconocible, pero yo la hubiera conocido igual. Quería despedirme... Ojalá me hubiera pasado a mí, ella tenía 15 años y una vida por delante..." dice Laura Melmann, la mamá, con lágrimas en los ojos y el mismo dolor con el que convive desde hace 13 años.
En el caso todavía quedan cuestiones por resolver, apelaciones y presentaciones en las que la justicia no falló.
Tal vez dentro de 8 meses, en la próxima marcha se escuche otra vez la voz del tribunal y así poder dar descanso y paz a la víctima y a su familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada